Crisis Eléctrica

A  MANERA  DE  EDITORIAL

16/11/09

Después de más de 10 años se repiten los apagones y le restricción de energía en el país, vuelven los editorialistas y los especialistas improvisados, vuelven el caos vehicular y la falta de atención en las oficinas públicas, vuelven las denuncias y los negocios sin escrúpulos, vuelven la desesperanza y la ira ciudadana, como la ira de Dios, como el coraje acumulado en las espaldas de todos los días.

A pesar de estos sinsabores, sin embargo de que es el peor estiaje en los últimos 50 años, lo cual es un hecho evidente, sin embargo de las disculpas públicas del Ministro, sin embargo de las declaraciones infaustas de Alberto Acosta que se olvida que uno de los principales responsables de esta crisis es su Ex Subsecretario, Ing. Aleksey Mosquera, esta crisis tiene la virtud de desnudar al sector eléctrico, de mostrarlo al país con sus indecencias y sin sus vestiduras.

¿Cómo explicarle al país que si la ex-Categ, Termoguayas, Intervisa Trade, Power Barge y Machala Power hubieran cumplido con sus compromisos con el país, los daños consecuencia de este estiaje hubieran sido casi nulos? ¿Cómo explicarle al país que hay organismos como el CONELEC y la CENACE que tienen que velar por estos cumplimientos y no lo hicieron? ¿Cómo explicarle al país que hay un regulador (CONELEC) que no regula, que hay un operador (CENACE) que no opera y que hay un país que no tiene servicio?

Recurrimos a un solo ejemplo, el CONELEC está facultado para intervenir las empresas en el evento que se ponga en riesgo el suministro de energía, es más, en medio de la crisis intervinieron tardíamente y están operando Power Barge a pesar de las resistencias de sus propietarios, pero ni el CONELEC ni la CENACE hicieron nada para recuperar ni siquiera las unidades de la ex-Categ que supuestamente son del Estado y disponer de un parque generador listo para emergencias.

Es más, en el caso de Machala Power se gestionó el pago de alrededor de $54 millones adeudados por las distribuidoras y no se exigió la inversión urgente en una nueva unidad de generación que en ciclo combinado aportaban más de 150MW que es casi el 50% del déficit de energía en el país, como en el pasado se privilegió el interés del inversionista extranjero, es más, coincidimos que el camino correcto debió ser negociar la propiedad de Machala Power como una primera etapa y posteriormente recuperar la explotación del gas del golfo, frente a la falta de inversiones de EDC, frente a la demanda que nos puso en el CIADI, frente a la urgencia de desarrollar la explotación del gas en el golfo y disponer de energía suficiente y de bajo costo.

Cuando decimos que esta crisis tiene la virtud de haber desnudado el sector eléctrico, lo que queremos decir es que a pesar de los esfuerzos del Gobierno en desmontar la estructura neoliberal, todavía en el sector eléctrico sobreviven entidades y actúan profesionales vinculados con el pasado privatizador, que mantienen posturas de sumisión frente a las empresas privadas de generación, que son incapaces de liderar un proceso de recuperación del sector eléctrico a favor del país y que hoy están obligados a darle explicaciones.

Es irónico que el estiaje le pase factura al Gobierno de la Revolución Ciudadana, al gobierno que decidió terminar con casi 20 años de manejo neoliberal y declarar prioritaria la inversión en generación eléctrica con recursos que antes era dedicados al pago de la deuda externa. Al Gobierno que decidió terminar con casi 20 años de tener las tarifas eléctricas mas altas de latinoamérica y por encima de las leyes neoliberales que se lo impedían decretó la Tarifa de la Dignidad para cerca de 6 millones de ecuatorianos. Al gobierno que tuvo el coraje de  terminar con el modelo marginal y de mercado que destruyó el sector eléctrico provocando déficits anuales del orden de $500 millones que debieron ser invertidos en salud y educación y con el Mandato 15 de la Asamblea Constituyente  inició una nueva etapa en el desarrollo eléctrico nacional. Al Gobierno que para invertir los recursos del Fondo de Solidaridad en el sector eléctrico, tuvo que recurrir al Mandato 9 porque las leyes neoliberales le impedían hacerlo.

Este Gobierno tiene el deber de terminar con el desmontaje de las leyes y estructuras neoliberales en el sector eléctrico y el Foro Politécnico así lo reclama, tienen que cancelarse los administradores que no cumplieron, tienen que exigirse los compromisos a los inversionistas extranjeros, que entiendan una vez más que esta no es tierra de nadie, tiene que trabajarse en la nueva Ley Orgánica del sector eléctrico, que cierre esta vergonzante historia neoliberal de pretendida privatización, al final, tiene que profundizarse la Revolución Ciudadana y construir un nuevo País, lejos de la ignominia del pasado.

3 Responses to Crisis Eléctrica